Abrir la puerta de tu empresa, contar tú mismo lo que haces, dónde y cómo empezó todo, quiénes sois y qué hacéis, y mostrar la mejor cara de tu empresa, eso que podríamos llamar, ofrecer transparencia, claridad y acercamiento a lo que produces, eso es verdaderamente una experiencia gratificante y que cambia la perspectiva de la persona que compra o consume tu producto. De repente, esos productos de los que sólo sabías lo que lees en su etiqueta y poco más, pasan a ser vistos con una historia detrás, con una humanidad, con un cierto afecto, y rápido nace el vínculo que te hace fidelizarte, unirte a él y disfrutarlo cuando lo compras, sentirte parte también de toda esa vida que ya conoces.

 

Esto es lo que hemos comprobado un nutrido grupo de personas socias y amigas de la cooperativa Ecogermen que hemos visitado este domingo a cuatro productores ecológicos de la provincia de Zamora. Hemos paseado por los campos de cultivo, hemos escuchado de su boca la pasión con la que trabajan y el empeño que ponen, las dificultades a las que se enfrentan, nos han contado cómo empezó su andadura, nos han ofrecido sus productos para desgustarlos con una generosidad infinita y además han hecho pedagogía de su labor creadora al explicar la maquinaria, su funcionamiento, cómo se elabora, cómo se obtiene la materia prima … imposible volver a verlo como un producto más, ya los sentimos mucho más cerca de nosotros.

 

La visita comenzó en Villamor de los Escuderos con Juanjo Moreno que nos llevó a sus viñas de las que está muy orgulloso, tanto que a una que tiene más de 100 años la llama “la joya de la corona”, orgulloso de mantener el cultivo autóctono, en tresbolillo, mantener la variedad de uva tradicional de la zona, y orgulloso de que la naturaleza complemente el trabajo del hombre con sus plantas silvestres, por las que él muestra un gran conocimiento y sensibilidad. Algo que nos hizo empatizar con él rápidamente pues también somos amantes de la flora silvestre de Castilla. También conocimos su pequeña Bodega Rodríguez Morán, su compañera Maribel Rodríguez y degustamos los vinos marca Alumbro, 4 Ayeres y Maeve.

 

También recorrimos en Villamor de los Escuderos las tierras de cultivo de la finca Las Escondidas donde están creciendo las alubias recién plantadas esta primavera por David Fonseca y su familia y donde por primera vez tienen una tierra plantada con trigo sarraceno, ¡ojalá se logre la cosecha! Su marca BIOCICER elabora y procesa legumbres, cereales y frutos secos, y han conseguido que otros productores de la zona se unan al cultivo ecológico atraídos por la buena salida comercial que BIOCICER les ofrece a sus cosechas. Pudimos degustar sus legumbres en una comida muy bien elaborada que nos ofreció David y su familia a todos nosotros.

 

La marca Tierra Dulce con su obrador de chocolate en el pueblo de Moraleja del Vino ofreció una clase interesante de elaboración artesana del chocolate y nos enseñó a apreciar el cacao, ¡ojo! No cualquier cacao, sino el que ha sido obtenido de forma respetuosa y procesado de forma natural. El resultado es un producto de altísima calidad, con un impacto social muy positivo y riquísimo claro!

 

El final de la jornada fue en Toro, en la Bodega de Antonio Velasco e hijos, visitamos una bodega antigua cavada en la tierra, auténtico lugar de calma y oscuridad para hacer progresar esos vinos que hoy salen al mercado con la marca Peña Rejas y Garabitas, aunque hoy día lo hacen desde las instalaciones modernas que hoy posee la empresa. Los orígenes fueron en pleno centro de Toro,historias de abuelos, abuelas, padres, madres y ahora ya de hijos que han conservado esa parte de su historia familar y la muestran a los visitantes con mucha profesionalidad y haciendo partícipes a todos del gran esfuerzo que supuso producir vino con unas infraestructuras tan primitivas, algo que sólo se comprende cuando se baja a esa bodega subterránea. En la actualidad están viviendo un momento muy bonito porque acaban de sacar su primer reserva y eso les llena de satisfacción.

 

El buen sabor de boca de todas estas experiencias gastronómicas nos hace añorar la próxima visita de Ecogermen para acercar a productores y consumidores ecológicos. Si tú eres uno de ellos, ánimate a hacerte socio de Ecogermen y apoyar esta positiva y potente transformación de nuestra sociedad.

Julia Guillén